Pharming

Consiste en la manipulación de las direcciones de los servidores de dominio (DNS) que se encargan de de conducir a los usuarios a una determinada página. A través de éstos servidores los estafadores consiguen intercambiar el destino de las páginas legítimas por páginas fraudulentas creadas para la recabación de datos confidenciales, normalmente relacionados con bancos y correos electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *